Blogia
Guillen Manuel Forcada

¿HASTA CUANDO LA INDIFERENCIA DE LA BUENA GENTE?

¿HASTA CUANDO LA INDIFERENCIA DE LA BUENA GENTE?

¿HASTA CUANDO LA INDIFERENCIA DE LA BUENA GENTE?

Hace algo más de 40 años un gran luchador de los derechos humanos y civiles acuñó la frase “Lo peor no son los hombres malos, sino el silencio o la indiferencia de los hombres buenos”. Aquel hombre, fue el que dijo una vez “yo tengo un sueño...”. Martin Luther King, lideró el Movimiento por los derechos civiles afroamericanos, y participó en numerosas protestas contra la guerra del Vietnam y la pobreza en general. Fue asesinado por un segregacionista blanco el 4 de Abril de 1968.

Hoy en Aragón, los ciudadanos y ciudadanas aragonesas asistimos atónitos al triste espectáculo de ver casos de corrupción como el del municipio de La Muela, donde tras iniciarse la operación molinos, la alcaldesa fue arrestada, pero cuatro meses más tarde puesta en libertad provisional por el juez de instrucción, y actualmente continúa ejerciendo impunemente su cargo al frente del consistorio muelano. Pero el caso de La Muela, no es más que la “punta del Iceberg” de muchos municipios aragoneses que se encuentran en situación similar. Podemos hacernos una idea de la magnitud de la corrupción con tan solo tener en cuenta que la puesta en funcionamiento de la Cámara de Cuentas aragonesa, entidad que debía fiscalizar las cuentas públicas de las instituciones aragonesas, acumula un retraso de 10 años, y ha estado más de 9 años bloqueada en Las Cortes de Aragón. Si a esto le unimos a toda una clase política asentada y acomodada en el privilegio de altísimos sueldos, coches oficiales, legislación específica para sus pensiones, altísimas dietas difíciles de justificar, y la contratación sin freno de asesores de libre designación, cuyo trabajo no es justificado, contratación de proyectos por cifras multimillonarias que no se hacen públicos, o contratación de servicios a empresas afines al partido que gobierna, o el clientelismo político a que nos tienen acostumbrados en las comarcas y municipios aragoneses, podemos empezar a comprender que algo funciona mal. 

Si además, el gobierno español, aludiendo a un pretendido ejercicio de responsabilidad pretende que sean los trabajadores, jubilados y funcionarios los que carguen con el peso de los ajustes económicos, para generar un ahorro al estado, en una primera fase, de 15.000 millones de euros, y se pone en marcha una profunda y radical reforma laboral para el abaratamiento del despido, que precede a una previsiblemente traumática reforma de las pensiones, y teniendo en cuenta además, que en este año 2010 la economía sumergida del estado alcanzará el 23% del PIB (240 mil millones de euros), frente al 8,3% de Suiza, 8,67% de Austria, 11,1% del Reino Unido, o el 11,7% de Francia, y consciente de su ineficiencia, el gobierno central decide subir los impuestos a los ciudadanos que cumplen sus obligaciones fiscales porque no puede controlar a los que no lo hacen, es que algo funciona muy mal. 

Es estremecedor, cuando tomamos consciencia de que las 100 mayores empresas españolas, casi todas cotizando en la bolsa española, y el sector asegurador en su conjunto, obtuvieron unos beneficios después de impuestos superiores a 50.000 millones de euros en 2009, en la que se supone es la peor crisis de la historia, y con fuertes ayudas del gobierno al sistema financiero, el que ha originado esta crisis precisamente y que para mantener sus beneficios, se ha aprobado una reforma laboral brutal impuesta por el Gobierno “del buen talante y del diálogo”, entonces cabe cuestionarnos por qué pasa todo esto, y si efectivamente el problema no son los hombres malos, sino el silencio y la indiferencia de millones de hombres y mujeres buenas. Aragón no puede permitirse, pagar también, la crisis de los ricos españoles y fortunas que viven y crecen al calor del poder del Estado centralista. 

Hablamos de una corrupción política, una corrupción moral y una corrupción del propio sistema democrático, donde los que manejan el poder han procurado desmovilizar a toda la sociedad en los temas que realmente importan. El poder que ejerce la clase política española, se basa en un sistema institucional opaco, con un muy leve control sobre los que administran el dinero público, un clientelismo político asentado en todas las instituciones, hasta el punto de que podemos afirmar que el caciquismo rural tan solo se ha modernizado, y en muchos de nuestros pueblos, un alcalde es un pequeño rey.

Creemos que ha llegado el momento de hacerse preguntas. Preguntarnos si realmente las cosas deben de ser así y no pueden cambiar. Si es bueno quedarnos impasibles ante toda una generación que crece aceptando como buenas las drogas hasta el punto de estar socializándose, mientras el Gobierno ignora y elude el problema, si es normal que en un estado como españa ejerzan la prostitución unas 500.000 mujeres, y que la solución sea simplemente ignorar y eludir el problema, o si debemos quedar impasibles ante el bajón de calidad en el sistema educativo, que nos ha llevado a tener uno de los peores de Europa y con mayor tasa de fracaso escolar. Es necesario reaccionar, porque alguien debe de decir algo, ofrecer soluciones, dar una alternativa a la degradación constante de una sociedad que está perdiendo los valores éticos fundamentales para generar una prosperidad sana. Pero también hay que reaccionar por dignidad. Es una cuestión de ética, ya que si ahora callamos los que quisiéramos un futuro diferente para nosotros, los que no nos rendimos y queremos lo mejor para nuestras familias y nuestros hijos, ¿Qué nos diferenciará de los que ejercen su perversión sobre la vida pública, y nos han metido en esta situación? 

Cuestionar. Esta es la primera acción que los antigüos filósofos identificaban con la razón. Quien cuestiona piensa. Y en nuestra situación podemos empezar por preguntarnos ¿Cómo hemos llegado a esta situación? Si los que ejercen el poder nos han llevado a esto, es porque el sistema democrático en que vivimos lo permite. Por tanto ¿En qué medida debemos de cuestionar a este autodenominado estado de derecho, en el que tantos esfuerzos y recursos públicos han empleado los políticos españoles para que no pusiéramos nunca en tela de juicio? 

Nos regimos por una democracia representativa, una democracia de listas cerradas sujeta a un férreo control parlamentario y disciplina de voto en cada grupo, que impide el voto libre de los representantes públicos a los que realmente votamos, tal y como sucede en otros países. El control sobre los diputados, implica clientelismo. Clientelismo que se extiende desde el mismo congreso hasta los municipios rurales, y del color del Gobierno Autonómico que debe de asignar fondos en mayor o menor cuantía a los ayuntamientos. Un sistema democrático, por tanto, que no puede profundizar en el control institucional, ni en la transparencia, con un sistema judicial tremendamente lento e ineficaz con el ciudadano de bien y sometido con cierta frecuencia a presiones políticas, pues está condicionado por toda una clase política, cómoda y acomodada en el mismo sistema democrático que ha moldeado a su entera conveniencia. 

En TA creemos en la transparencia y en un control que debe de ejercerse sobre la clase política. Control sobre las instituciones, exigiendo transparencia desde organismos independientes, profundizar en el sistema democrático superando el sistema representativo por uno nuevo de listas abiertas, movilizando a la sociedad y facilitando a los ciudadanos su participación en lo vida pública. Propugnamos por tanto, la toma de medidas, medidas concretas definidas en este programa electoral, para dar fin al clasismo político y por tanto del clientelismo y del caciquismo de la vida pública.

Recordamos aquel mensaje de esperanza de Martin Luther King, que resumió en una simple frase: “Si estuviera seguro de que mañana estalla el mundo, yo hoy plantaría mi manzano”. En TA tenemos claro que el camino a seguir siempre es el del justo, el que mueve las masas es el de la libertad, y da igual cuando. Nunca es buen momento para empezar. Nunca hay una estrategia previa. La estrategia se hace con fe, aprendiendo a confiar en nuestros semejantes. 

En verdad podemos decir en Tierra Aragonesa, que sí tenemos un sueño. Un sueño de un Aragón libre de esa tiranía siniestra asentada en nuestra sociedad llamada corrupción. Porque Aragón, siempre fue eso, un grupo de gentes que soñaron con ser libres y en un sistema justo, y pensaron en el derecho, y en hacer en un estado, el derecho y en plena edad media. Recuperando esta idea, recordando lo que siempre fuimos, pensamos en TA que es bueno hoy más que nunca recordar nuestro pasado para construir un futuro mejor, ejerciendo en esencia lo que somos: aragoneses.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Brisha -

La mujer tiene drechos, no lo niego, pero para que nos ha servido? perder el derecho a criar a nuestros hijos, perder el derecho a una vida familiar sana. No dudo ni por un momento que la mujer debe de tener el mismo papel que el hombre en la sociedad, pero no a costa de sacrificar la familia. Lo que antes podia aportar una sola persona ahora apenas alcanza con dos. Eso es esclavismo.


Me quedo con esa ultima frase, espero que el 23 de mayo puedas empezar a darle forma a ella, sinceramente.

Siento ponerlo en 3 veces, la web no me deja en 1

Brisha -

No creas que no nos divertimos con el circo, pero este ya no tiene sangre, y no se llama circo, pero si futbol o programa de prensa rosa. Estamos en el declive de nuestra sociedad y es necesario el cambio radical.

Ya existen medios para la revolucion, Tunez y Egipto son claro ejemplo, pero no engañemos al personal, no ha sido la comunicacion 2.0 la que ha desencadenado esto, es el hambre de los jovenes por un futuro mejor, son los 30 años de promesas incumplidas. Conozco el caso egipcion ya que por suerte he conocido a sus gentes, y se de buena tinta que es lo que se buscaba hace años. Ahora les toca la parte mas dura (los recientes enfrentamientos musulanes contra coptos son un paso, hacia el lado malo) reconstruir lo destruido.

Brisha -

Siento discrepar.
Hoy somos esclavos del capital, un señor mas cretino y villano que lo que eran los señores romanos. Un ser esclavista al que no le importa nada y no tiene moral ninguna. Es el demonio imaginado por el hombre traido a la vida, para terminar de corromper el alma de los hombres.

No ha dicho que no sea tiempo de revolucion, creo que estamos en el mejor momento para ello, y el cambio politico es un paso para esta revolucion.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

guillenf -

Las revoluciones nunca concluyen. El mundo no es un ser inanimado políticamente, está en cambio constante. Puedo hacer una referencia conocida, pero podría hablar de las revoluciones de Egipto o Tunez organizadas desde el facebook. Los avances suelen ser lentos, pero gracias a ellos, y aunque somos herederos del derecho romano, hoy no nos divertimos viendo como los gladiadores se matan entre si. Exceptuando el tema taurino, creo que hemos avanzado bastante en dos mil años. Ahora la mujer tiene derechos, internet ha sido otra revolución. Nos queda pendiente, la de recuperar el sentido político de servicio real y verdadero al ciudadano.

Brisha -

Uff, menudo discurso.

Creo que los dias de MLK ya acabaron, y que los heroes de antaño son eso, de antaño.
Para enfrentarse al sistema no basta con alzar el puño y decir lo chulos que somos, ni lo progresistas, ni lo aragoneses..
Para vencer a la bestia, tenemos que herirla de muerte. Y eso es arduo de conseguir cuando se vive de ella, parasitandola.

El gran problema reside, en como tu dices, esa "realeza" en la que se ha convertido la casta politica, y sus lacayos. Porque no nos engañemos, la verdadera fuerza del pueblo solo reside en el 1 vez cada 4 años, y esa es efimera y manipulable.
Otro gallo cantaria sin "a la francesa" sacasemos a nuestras "pinillas" a la plaza del pueblo y les dieramos un gustoso recibimiento coronandolas como "Maria Antonieta". Pero los tiempos de revoluciones tbm han caido en desuso.

Asi que solo queda una via, un camino en el que debemos confiar en unos pocos hombres y depositar nuestra fe (y nuestro voto) en la honradez de estos. Y eso es muy dificil de sacar adelante.

En ser humano es un ser egoista, mezquino y villano. Nos fiamos de nuestros lideres porque creemos que debemos tenerlos, y cuando estos fallan acusamos al los lideres de los demas por provocar esos fallos. Y no señores.

El politico esta para servinos al pueblo, es nuestra voz y nuestra primera defensa. No es un privilegio concedido, si no una carga depositada en pocos hombros.
Cuando alguien gobierna debe hacer por y para el pueblo, y siempre pensando en el. Es entonces, y llegado el exito, cuando se le recompensa. Lo haces bien y tienes tu regalo.

Pero cuando un gobernante le da la espalda a su pueblo, cuando se aprovecha de el, cuando pasa de ser heroe a ser el villano. Entonces el pueblo debe poner las cosas en su sitio y ese gobernante debe desaparecer, y con el, su legado.

Dicho de otra manera, si "Pinilla" es culpable, deberia ser procesada, y todo su patrimonio y el de sus "compinches" (incluidos sus hijos) retenido. En el mejor de los casos yo la expondria en plaza publica y luego a galeras. Pero los tiempos de galeras tbm pasaron.. Asi que solo queda esperar que gentes como la TA mantengan esa postura, hoy, y el dia de mañana. Estamos aun faltos de heroes.

http://prohibidocantar.blogspot.com/

PARDINA BAXA -

Excelente articulo, las verdades del barquero, nunca mejor dichas. Si no empezamos a cuestionar lo que solo funciona para unos pocos, mal lo tenemos.

ARAGÓN YE NAZION -

Soñando sobre lo que fuimos, sabremos lo que podemos llegar a ser.
Excelente artículo, felicidades.
Y un buen trabajo el que haceís en TA.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres