Blogia
Guillen Manuel Forcada

LOS ARAGONESES ANTE LA CRISIS (1ª Parte)

LOS ARAGONESES ANTE LA CRISIS (1ª Parte)

En los últimos tiempos, se ha venido extendiendo una idea entre la sociedad por la cual se atribuía al exceso del consumo, a vivir por encima de nuestras posibilidades y en base a un endeudamiento muy peligroso como una de las causas de esta crisis. En realidad esta idea supone en la práctica una forma de esconder la mano tras tirar la piedra.

Hemos pasado del “Tome crédito, hay dinero para todos” ha “lo siento no concedemos crédito” y todo esto en muy poco tiempo. En este sentido, recuerdo cual fue mi sorpresa cuando una entidad bancaria con la cual mantenía una cuenta corriente, me ofreció contratar por internet un crédito de hasta 60.000 euros, que ya habían aprobado antes de ofrecérmelo y sin necesidad de estudio previo. Esta misma entidad ahora, ha restringido fuertemente el crédito. No es un caso aislado ni el mío ni el de esta entidad, por lo cual la morosidad en el estado español teniendo en cuenta el desarrollo urbanístico que llegó a suponer el inicio del 40% de toda la obra nueva de la Unión Europea, y la espiral de destrucción de empleo que está generando, realmente puede que solo acabe de empezar.

Pero en realidad, todo esto es el efecto dominó de la burbuja financiera que comenzó con la política greenspaniana de gigantes inyecciones de liquidez a principios de siglo desde la reserva federal estadounidense, y a la que siguieron todos los mercados financieros mundiales. No es que no se supiera de sus consecuencias. Recuerdo los artículos que se publicaban en bolsacava.com advirtiendo sobre este efecto. Jose Luis Cava, uno de los mejores analistas financieros europeos, ya lo advertía hace más de 7 años cuando afirmaba que las inyecciones de capital estaban provocando una burbuja de impredecibles consecuencias, de la cual Alan Greenspan era el responsable, aunque todo el mundo financiero internacional fue su cómplice. Como Cava siempre ha afirmado: Nunca ha de creerse en la eficacia de los mercados financieros, es irreal. Los grandes especuladores siempre lo han sabido, se han amparado en un sistema político que les ha proporcionado una respetabilidad social, y han conseguido estafarnos a todos los ciudadanos.

Nos han estafado porque hicieron creer que nuestra economía era invulnerable, que la apariencia del crecimiento económico en la que vivíamos era fruto de sólidos fundamentos, que el dinero que disfrutábamos era realmente nuestro, y que el endeudamiento era una forma de enriquecerse, al comprar una vivienda que siempre se revalorizaría. Lo de Japón no podía ocurrir aquí.Ahora los que se enriquecieron de tal forma piden ayuda al gobierno. Obama, Zapatero, Merkel, Brown, todos tienen que acudir en ayuda de la banca. Ayudan a la banca, pero ¿Quien ayuda a los ciudadanos?, ¿Quien ayuda a los que realmente han sido utilizados y son víctimas de la crisis?.

Obama “el deseado”, en su primera rueda de prensa desde que ocupó la Casa Blanca, culpó a la banca de los excesos, y ahora el congreso norteamericano tendrá que aprobar un nuevo plan de ayuda de más de 800.000 millones de dolares adicionales, para evitar la catástrofica espiral de destrucción de empleo en la que se está sumiendo el país. En este mismo sentido llegó a afirmar que el nivel de gasto de los ciudadanos tiene que ajustarse porque es insostenible. Condicionó la ayuda al sistema finaciero a que los directivos reduzcan sustancialmente sus sueldos. Finalmente se presentará un plan de acción sobre los 350.000 millones de dolares (la mitad de lo concedido), que a finales del año pasado fueron aprobados por el congreso para la estabilización del sistema financiero, sin saber si será suficiente. El plan de Obama incluye entre otras, ayudas directas a ciudadanos para evitar el embargo de viviendas. El objetivo es evitar que la economía norteamericana caiga en el proceso de depresión económica en que cayó Japón a finales del siglo pasado. Admiten que el riesgo es real, y que van a intentar que no suceda. Esperemos que no se olvide Obama, que el principal agujero tanto humano como económico que tiene Estados Unidos, y que nos salpica a todos, es la Guerra de Irak.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Guillén -

Muitas Grazias Lorien

En cualsiquier inte nimbiaré a segunda parti del articulo.

Esprisions

Guillén
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Lorien Puertolas -

Excelente articulo Sr. Forcada, un analisis y unas propuestas muy acertadas para unos tiempos tan complicados, les felicito por la excelente labor que estan llevando acabo
ya tengo ganas de leer la segunda parte
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres